miércoles 14 de abril de 2021 - Edición Nº1564
El Parla » Política » 7 abr 2021

Legislatura bonaerense

Avanza acuerdo para aprobar el régimen simplificado de Ingresos Brutos

En la sesión prevista para este jueves los diputados bonaerenses darían el primer paso de una modificación en el pago de Ingresos Brutos para pequeños contribuyentes.


Los diputados de la provincia de Buenos Aires estarían de acuerdo en aprobar el proyecto de ley que remitió el Poder Ejecutivo y que simplifica el pago de Ingreso Brutos a monotributistas. No se estaría alcanzado el consenso para aprobar “las moratorias”, ni tampoco hay acuerdo para avanzar con la ley “de cannabis”.   

 

La iniciativa parlamentaria sobre la que se avanza en acuerdo fue anunciada por el gobernador Axel Kicillof el pasado primero de marzo en la Asamblea Legislativa, cuando dio detalles de los proyectos de ley que ingresaría desde el Ejecutivo al debate parlamentario.

 

En síntesis, desde la ARBA se trabajó en la implementación de medidas destinada a la simplificación del Impuesto a los Ingresos Brutos y a favorecer la regularización de deudas de contribuyentes que fueron afectados por la pandemia, incluyendo a las empresas que actúan como Agentes de Recaudación.

 

Por un lado, se presentó este proyecto de ley que avanza con un Régimen simplificado de Ingresos Brutos, creando un sistema para el cumplimiento del pago de Ingresos Brutos que beneficiará alrededor de 1 millón de monotributistas bonaerenses. 

 

Esto implica incluir en “un sólo importe” lo correspondiente al pago del monotributo, impuesto simplificado de AFIP, e Ingresos Brutos, un tributo que administra ARBA, y que hasta el momento se abonaba por separado.

 

Entre otros beneficios inmediatos se destaca que los contribuyentes no deberán presentar declaraciones juradas mensuales de Ingresos Brutos en ARBA y tampoco se les aplicarán retenciones, dado que solo pagarán una cuota fija mensual, en función a su categoría del monotributo.

 

En el proyecto de ley hasta se estipula que esas cuotas fijas irían para el presente año de $ 169 para la categoría A y de $ 11.624 para la categoría K.

 

Se considera que la simplificación agilizará el cumplimiento, reducirá trámites y restará carga administrativa. En términos fiscales generará una mejora en la cobrabilidad impositiva, según estimó el propio titular de ARBA, Cristian Girad.

 

Con distinta suerte, se discute además otro de los proyectos de ley ingresado por el Ejecutivo el corriente años que activaría un Plan de pagos para “contribuyentes deudores” afectados por la pandemia.

 

La iniciativa reclamada por el gobierno incluye beneficios segmentados según las características de cada contribuyente.

 

La idea es facilitar la regularización de deudas devengadas o vencidas durante 2020 de los impuestos patrimoniales: Inmobiliario, Automotor y Embarcaciones deportivas.

 

De todas formas, los diputados todavía no estarían acordando la totalidad de los termino de este proyecto que tiene otra dimensión referida a los Agentes de Retención.

 

No obstante, esta “moratoria impositiva” posibilitaría, según se estima, que más de 3 millones de contribuyentes puedan ponerse al día con ARBA. Además de la financiación, incluirá como principal beneficio la condonación de multas, intereses y recargos.

 

Las condonaciones llegarán al 100% de intereses y multas para los más afectados, y desde el 10% al 90% para el resto, dependiendo de la situación del contribuyente y del momento de acogimiento.

 

Se condonarán intereses en función de la capacidad de pago del contribuyente, lo que implica que recibirán mayores beneficios quienes fueron más afectados.

Se estima que entre los más afectados están las micro y pequeñas empresas, cooperativas, personas de bajo patrimonio y quienes realizan actividades en rubros particularmente perjudicados por la pandemia.

 

Asimismo, en la misma iniciativa se introduce una “segunda moratoria” que lanzaría un Plan de pagos para Agentes de Recaudación.

Se trata de un plan de pagos especial orientado a 3.800 Agentes de Recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos.

 

El programa abarcará aquellas obligaciones de Ingresos Brutos y Sellos devengadas o vencidas al 31 de diciembre de 2020 e incluirá como beneficio principal la condonación de multas, intereses y recargos.

 

Esta iniciativa está en discusión ahora por los diputados y no estaría ingresando en el temario de este jueves.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: